BIODINÁMICA EN MÉXICO

NUESTRA HISTORIA

El impulso inicial que dio origen a los encuentros de biodinámica en nuestro país surgió gracias a un grupo de jóvenes que compartieron su entusiasmo y compromiso cuando regresaron del Encuentro Latinoamericano en Perú del 2013.

Hasta ese entonces, México tenía brotes de desarrollo de la ABD en diferentes localidades del país, sin embargo aún no existía una comunidad organizada. Fue entonces que el impulso de éstos jóvenes determinó que era tiempo de promover la cohesión y colaboración entre pioneros, estudiantes y aprendices, para que la biodinámica tomará un cauce positivo en México. Paralelamente, surgió la necesidad de abordar la biodinámica desde el punto de vista social, y por lo tanto, crear un punto de convergencia de las diferentes manifestaciones que había entonces en el país.

Así pues, el trabajo colectivo de individuos y organizaciones que inició en 2013-2014 dió origen al que sería el primer Encuentro Mexicano de Biodinámica. Durante el mismo, los participantes comprendimos la importancia de dar seguimiento y continuidad a estas jornadas, por lo que se tomó la decisión de rotar la sede de los siguientes encuentros para poder conocer otros proyectos, y permitir que la comunidad biodinámica en México creciera de forma orgánica.

Cabe mencionar que el primer rancho biodinámico del mundo es la Finca Irlanda, la cual se fundó en Tapachula, Chiapas en 1928 por la familia Peters. Esta finca, así como otras 10 empresas pioneras a nivel nacional, se han unido al movimiento, han apoyado, participado y colaborado en distintos encuentros y jornadas nacionales e internacionales para fundar una asociación biodinámica representante de México en el mundo.

Así es como en 2019, nace Impulso Biodinámico de México A.C., esta asociación es el sostén del desarrollo de ese tipo de agricultura en México, ya que tiene como objetivo ser punto de convergencia entre personas e iniciativas que sienten el llamado de sanar la tierra. Este llamado es un trabajo que requiere mucha voluntad y esfuerzo ya que es una magna labor aportar equilibrio a la tierra que ha sido devastada por un uso agrícola inadecuado. Es nuestra misión reconocer que esta tierra es nuestro sostén y nuestra fuente de nutrición y conexión con el mundo espiritual.

2014

El primer encuentro de biodinámica en México se llevó a cabo en "Las Canoas Altas" en Michoacán, en una rancho rústico, pequeño productor de plantas medicinales y cereales, que integra cabras, patos y una vaca en sus labores agrícolas.

2015

El segundo encuentro se realizó en Uruapan, Michoacán, en las instalaciones del Parque Nacional Barrancas del Cupatitzio gracias al trabajo y organización compañeros de esa región.

2016

El tercer encuentro fue en Coatepec, Veracruz, en el Rancho cafetalero "El Equimite", una empresa agrícola biodinámica, que se enfoca en la producción de café de especialidad, alimentos y plantas medicinales.

2017

El cuarto encuentro se realizó nuevamente en Uruapan, pero en esta ocasión la sede fue el rancho agroecológico de la familia Tungui , una empresa enfocada en producir frutas orgánicas con calidad de exportación.

2018

El quinto encuentro fue en el rancho Shambala en Comanja de Corona Jalisco y tuvo como uno de sus objetivos presentar en México la visión de otros países del mundo con muchos años de experiencia y de profesionalización en agricultura biodinámica como EUA, India, Alemania, Brasil, Argentina, Canadá, entre otros.

2019

El primer Festival de la Américas y XXXIV Encuentro Latinoamericano de Agricultura Biodinámica se llevaron a cabo como un solo evento en San Miguel de Allende. En este quinto encuentro mexicano se presentó la asociación Impulso Biodinámico de México A.C. y fue el puente que unió a cientos de participantes y ponentes de todas las Américas en México.